Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

domingo, 31 de agosto de 2008

Sunday Morning (again)

That may be all I need
In darkness, she is all I see
Come and rest your bones with me
Sunday Morning, Maroon 5

Es una bonita mañana de invierno, no? Bonita digo, porque para ser el último día de agosto el cielo se ha puesto celeste y el sol asoma. Acabo de regresar hace unas horas de viaje, por Huamanga y Huanta, y quiso la suerte que mi cabeza golpeara contra el vidrio del bus y me despertara justo cuando empezaba el amanecer.

Casi una semana fuera y se extrañaba esta vieja humedad gris. Poder dormir en mi propia cama, no en un avión militar, un cuarto de hotel o -maldita sea- un bus interprovincial. Que igual mucho no se puede dormir allí, la incomodidad y todo eso, la costumbre de tu cama, su olor, su luz y todo lo que te hacen sentir como en casa.

Por eso no me sorprendió quedarme dormido apenas llegué a casa. Pones la cabeza en la almohada y zaz! Como un lirón, a pesar de que son las 9 de la mañana y mientras la ciudad despierta (sunday morning... rain is falling?) uno ya dejó sus informes escritos y grabaditos bien bonito en la oficina, a la que por supuesto, llegué en piyama sin ningún empacho, total, a las 6 y media de la mañana mucha gente por ahí no hay.

Lo que si me sorprendió fue despertarme menos de dos horas después. O sea, con menos de 5 horas de sueño. Mala onda eso de los recuerdos. Eso de pasarte unos días entre huesos etiquetados para que mamá o papá puedan identificar dos costillas metidas en un folder de manila o esas vértebras que alguien guardó en un taper, tiene sus bemoles.

Cuando se te acerca ese campesino de uñas rotas como sus zapatos y te dice, muerto más de verguenza que de pena, que no se leer, papito, ingorante soy, perdóname, tu me puedes decir cuál de esos cajoncitos tiene el nombre de mi hijo, a machete lo mataron los tucos; varoncito era, 17 años nomás, papi.

Pasarnos con el Mastín la mañana entre ropas de una fosa común puestas en el piso, a la espera de que alguien pueda reconocer, tener la certeza. Grabamos, nomás. Así, si levanto el roponcito con el lapicero se ve el hueco de bala de entrada y salida? Sí, mostro, vamos avanzando. Como decía Domingo, qué tal karma la de esta gente, no tío?

Por eso me desperté. Nada de gritos al amanecer, ni levantarse sudando frío. El show para los que se lo creen. Solo que ya no pude dormir, y a pesar de que sigo cansado, no tengo sueño. Así que hice la prueba de levantarme y ponerme a escribir lo que me fuera saliendo. Maroon 5 sonando via Youtube, y uno tratando de agarrar moral para volverse a dormir, en esta bonita mañana de invierno, con el sol que ha salido y todo.

But things just get so crazy living life gets hard to do...Sunday morning rain is falling, and I’m calling out to you...

3 Comments:

Blogger D said...

Estimado amigo, la semana ha estado re acelerada como para poder darte una llamada y agradecerte por tu ayuda en el penoso tema del novio de mi sis. De todas maneras y en la semana te llamo al cel, ahora que ya sé que estás de nuevo en Lima. Nuevamente, un gran abrazo.
D.

9:38 p. m.  
Blogger Gastón said...

Nada, compadre. Ya regresé a la ciudad, pero me hubiera gustado poder hacer más, pero desde allá se complicaba un poco el tema.

Un abrazo para tí, y mucha fuerza para todo tu clan para pasar el momento.

9:22 a. m.  
Blogger - Berenjena - said...

Un capitulo cerraro

3:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home