Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

martes, 21 de febrero de 2006

La vida te da sorpresas

Regresaba de la calle esta noche, cuando abrí mi puerta y vi a mi viejo mirándome directamente a los ojos desde la sala.

Tardé dos segundos en darme cuenta de que era un espejo. Todavía no me repongo de la impresión. En fin, así está escrito, no?. Caballero.

9 Comments:

Blogger M. said...

Pues si hombre. Si te pareces a tu viejo.

12:14 a. m.  
Blogger Kat said...

:)

8:00 a. m.  
Blogger Mariella said...

Hey, mira el lado positivo, a tu papà no se le ve viejo no??

8:38 a. m.  
Blogger TORTUGA MALDITA said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

1:21 p. m.  
Blogger Angel Castillo Fernández said...

Los años pasan, pero, al menos en usted, la jocosidad no se pierde.

12:42 p. m.  
Blogger Angus said...

Peor hubiera sido que te sientas como un viejo!!!! y no que te veas como un viejo, pues lo primero no tiene arreglo!!!

6:30 p. m.  
Blogger Gastón said...

Si, es una vaina darse cuenta que la cosa va en círculo, y que uno se termina pareciendo al recuerdo que tenía de su propio padre cuando se era un niño.

12:09 a. m.  
Blogger Lady Bathsheba said...

algunos se parecen más a la mamá -y no hablo por SEb que se parece a todos...- y lo peor es cuando te dicen "eres igualita a tu mami.."!!!!! teniendo 30 años.-..ches....

4:03 p. m.  
Blogger Isabella said...

Increible, pero pasa a menudo cuando el parecido es como la palabra que acabo de mencionar.

1:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home