Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

viernes, 20 de enero de 2006

Sin título

No sé como, cuando me di cuenta, estábamos los tres abrazados en medio de la pista, forcejeando. Todo había empezado unos minutos antes. Había un invitado de coyuntura en el programa de las nueve y había varios reporteros en la puerta de la chamba. Yo regresaba de la tienda de la esquina de comprar agua, y me entretuve en la puerta conversando con un fotógrafo amigo mío.

En eso me dice, o'e se están mechando, no? Para ser sincero, voltee dispuesto a disfrutar impune del show, porque pensé que eran dos de los surferitos fumosnes que paran por la zona, o a lo mejor un fanático de algún partido que se agarraba con otro; cualquiera de esos casos, lo mejor era mirar y ya.

Pero se trataba de un patín de unos 20 años. Y debajo de su brazo aparecía la cabeza canosa y despeinada de un tio de unos 60. Lo que realmente me chocó fueron los gritos del chibolo, algo así como humpf!, humpf! Le grite que parara pero como no hice caso, caballero, corrí nomás mientras el pata seguía humpf, humpf, mientras con el puño cerrado le daba en la cara al viejo. Entre los nudillos asomaban las úntas de las llaves del auto.

Sueltalo chuchetumadre. Nada. Había notado que dos o tres puntas corrían detrás mío, así que pensé que entre todos podíamos separar al desgraciado este, pero no pues. Mientras estábamos los tres abrazados en la pista, clic, clic, sonaban los flashes. Ay chucha, que no se vuelva un show, pensé. Hasta que le apliqué uno al pata y logré meter la cabeza entre ambos. Al final, acabamos los tres separados, y le dije al policía de la oficina que detenga al pata.

Me metí y le pedí al bombero (ver barra de ellos y ellas) que salga a echarle una mirada al viejo, porque le habían dado lo suyo. Y bueno pues, llegó serenazgo, y los paramédicos de los bomberos ( un poquito tarde, gordo, ah). Y detuvieron al muchachito de marras que al parecer le rompio la nariz y le abrió varios tajos al viejo, que lo reconocí, era un chofer de mi antiguo trabajo. sangraba un chorro y se trataba de contener la hemorragia más grande con un poco de papel higiénico.

Yo no hice nada, decía el chibolo. Huevón, lo has reventado con dos llaves, le decía mientras lo escoltaban dos serenos. Ya pues, no vi que las tenía en la mano (humpf, humpf). Al final se fueron.

Me quedó la camisa con sangre y la convicción de que alguien que le pega a un hombre que le triplica la edad no merece perdón, mucho menos si se trató de un malentendido entre dos conductores.

Curioso, empiezo mi campaña de deide y había colocado el lema de una iglesia que decía: Es deber del fuerte oponerse al que amenace al débil. Y me pregunto, dónde coño estaba el fuerte que me dejó a mi todo el puñetero lío..

8 Comments:

Blogger M. said...

Las cosas cada andan peor en esta nuestra jodida ciudad. No sé si lo habrás notado, pero la gente anda con los ánimos muy exaltados en la calle.
Bien por tí muchacho y por defender al señor.

12:11 a. m.  
Blogger Gastón said...

Nono, te has huevia'o. Yo no defendí a nadie. Los separaba nomás, y de paso hacíamos que la poli le heche una mirada al delincuente ese.

12:13 a. m.  
Blogger TORTUGA MALDITA said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

1:34 a. m.  
Blogger Gastón said...

Arg. Por qué la gente cree que uno es la rencarnación del rey Arturo sólo porque me metí a evitar la golpiza.
A ver piensen, no habrían hecho algo si estaba en sus manos. Eso no es nada del otro mundo.

1:59 a. m.  
Blogger TORTUGA MALDITA said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2:22 a. m.  
Blogger el Gonz said...

60 y 20... (8) Así que abusivo el mocoso... Y gentil el paladín... Y lento el bombero...

Parece que al party no le falló la iniciativa, al menos ;)

8:23 a. m.  
Blogger Angus said...

un poquito tarde la ambulancia de los bomberos!!! como siempre....

11:57 p. m.  
Blogger Carolate said...

No señor Gas, la gente no habría hecho nada. Quizás y habrían exclamado un: ¡Qué abusivo! y habrían mostrado un mohín de tristeza en sus caras que se borraría a los pocos segundos cuando recordaran que en este mundo sólo existen ellos y su mundo.

Muy poca gente se habría metido, supongo que mi padre lo habría hecho, pero creo que yo sólo habría atinado a llamar a la policia. Quizas Mr. D si que le habría pegado al chibolo y lo habría llevado maniatado con los polis... En fin, que actuaste como no se esperaba en estos tiempos violentos.

Chapeau por ti!

6:17 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home