Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

miércoles, 27 de diciembre de 2006

Un elefante se balanceaba

El dragón de este castillo
esta triste y tiene muy mal humor.
Es su fuego enloquecido lo que da calor.
Y la bruja su vecina,
tarde y noche, un remedio buscará,
porque el fuego no lo calma ni el ventilador.

Podría pasar mi vida con aquel gigante
que todo el mundo teme,
y si me acerco hasta tocar su mano,
me dicen que es sólo un ser humano.


Artista:Kabah Album:La Calle De las Sirenas Canción:La calle de las sirenas


Me gusta la letra de esa canción. Me gusta mucho, y ahora que me siento en la redacción a escribir (no hay mucha acción en esta semana muerta, en pleno tránsito) se me ocurrió que ese pedazo era un buen resumen de lo que me pasó en los últimos doce meses. El año de los cambios y mudanzas.

Veamos. Empecè el año siendo testigo de la unión, o el choque, no estoy muy seguro, de dos vidas, cuando en Punta Negra mi mejor amigo se empató con miss B, y ella quedó tan agradecida que me regaló el secreto milenario de las quemaduras estúpidas por carbón parillero, echarse un poco de pasta dental en el área afectada, así que ya lo saben.

El verano prácticamente no existió para mi. Este fue un año electoral, así que cuando me comisionaron a mi candidata, sabía que apostaban pr mí, que me iba a costar y vaya que pagué el precio. Tres meses en los que salvo Piura y Tumbes, me recorrí de arriba a abajo todo el país, y en Lima, con jornadas de hasta 20 horas de trabajo. Elecciones con amanecidas y con mis amigos (rellenos de parrilla) viéndome ser tragado por la turba en plena transmisión, o perdiendo un zapato y los botones del saco en la segunda vuelta, pero finalmente, todo se acabó.

También se acabó una etapa importante de mi vida. Una relación de siete años con quien fue mi enamorada. Asu, siete años; fueron tres gobiernos (casi 4 si llegábamos a la segunda vuelta y veíamos ganar al actual), y como me decían sorprendidos los que se iban enterando de la noticia (hasta hace poco todavía me mandaban saludos, pueden creer la poca comunicación que hay en el mundo?) duramos más que varios matimonios, pero en fin. Son precios a pagar en la vida, recuerdos para guardar en un cajón y lecciones aprendidas para no volver a cometer los mismos erores, así que el dragón quedó de mal humor por una época.

Que esa es otra. Descubrí que tengo muy mal humor (bruuujo, dirán algunos). Yo lo atribuí al estrés de la campaña, a mi rompimiento, a los cambios en la oficina, pero no, resulta que siempre fui así, un limoncito. Jajaja, yo, que me creía un pan de Dios, resulta que era un fakin` neura. Ah, pero todo tiene su lado bueno. Bajé de peso. Doce kilos, figurate, Lucas. Así que tve que mandarme a hacer otros ternos, comprarme otros jeanes, y recuperar vieja ropa que tenía en el fondo de los cajones, anque valgan verdades, en estas fiestas he ganado un toqure de peso.

La historia la reseñó el Gonz, en aquello de salud, dinero y amor. Que esa es otra. Disuelto el vínculo matrimonial, dos hijos quedaron sueltos por ahí, y un buen cumpleaños se terminó formando un triunvirato de lo más bizarro, y por allí anda, cad cual en sus aventuras propias de sus características.

Dejé de escribir en mi blog una época. Como ya lo saben, no tengo que hacerla más larga. Pero en el camino pasaron un par de cosas importantes. Le salvé la vida a mi padre, que se moría en mis brazos producto de una asfixia, aunque el precio fueron dos costillas rotas que todavía lo afectan de cuando en cuando. Ahora su vida, según palabras de su propio médico, me pertenece, porque justo mañana estaríamos si no, haciéndole su misa de medio año. Y me robaron. Todo, todito. Se levantaron en peso mi mochila con cámara digital, fono, billetera, cd player, documentos, libros, ropa y hasta lentes. Unos 700 dólares se levántó el marrano que se llevó mi mochila, per en fin.

También me fui de casa una época, porque ya saben, así soy yo. Pero volví, con algunas cicatrices de más, que siempre sirven de tema de conversación. El año seguía avanzando, y conocía gente muy interesante en el camino; gente que fue llenando mi mochila de viaje de varias cosas que sirven para ver la vida e perspectiva. Todas ellas tiene mi gratitud. Y así llegamos a la mudanza. Un buen día de setiembre, primaera mediante, mi oficina dijo adiós muy buenas, y se mandó mudar a Santa Beatriz. Pero como de eso ya he hablado en su momento, también lo dejo como hecho reportado.

Y los conciertos por Dios, cómo me iba a olvidar. El regetón fue del 2006, como incluso queda reseñado en mi hi5, con foto de don Omar incluida. Una buena mañana, cuando estaba echo papilla en casa, se aparecen Martín y la China (ellos merecen un escrito aparte) con MI entrada para el concierto de Daddy Yankee. Tienen mi gratitud desde ese día.

Y Martín, por supuesto, aunque sin proponérselo, me hizo conocr a Lore. Aunque ya nos habíamos cruzado en el Congreso (en realidad ella me vio, yo nunca me enteré que una rubia de metro ochenta estaba parada a mi lado, que ya es decir de mi nivel de abstracción) nos encontramos en un cumpleaños que si no era por nosotros mismos, no era nada de nada.

Así se iba a acabando el año. A pesar de todo lo que había escuchado de mí (casi todo cierto) tuvo el valor de acercarse y decirme, hola, tu no estuviste en el Congreso, y bueno pues, ninguno de los dos se la cree hasta ahora de lo que esa frase terminó desencadenando. Dice la gente que el humor me está cambiando, aunque sigo igual de neurasténico de cuando en vez, pero ya se me pasará.

Y ese fue mi año. Regresó mi hermano Gabriel para pasar las fiestas y mi cumpleaños conmigo, encontré nuevos amigos, dejé a otros atrás, me empezó a ustar el regetón, toso en un mismo año, pero en diferentes vidas. De los personajes que adornan esta obra, ya hablaré luego, porque muchos de ellos, leen estos desvaríos, aunque no lo parezca.

Que el 2006 les haya dejado un balance positivo como a mi. Que el 2007 sufran, pero que les dé la oportunidad de levantarse de nuevo. Felices Fiestas.

4 Comments:

Blogger Sludgeman said...

Definitivamente el cambio puede traer cosas muy buenas. Esta año tambien tuve varios cambios (para comenzar, ayer me quede sin carro...gracias señor ratero) Veremos que sale de nuevo el proximo año.

Espero que comenzar a jugar rol de nuevo...solo he jugado 1 dia en todo el 2006!!! Voy a tener que confesarme ante Pelor por esta ausencia.

Rubia de metro ochenta...con razon el comentario sobre las plantillas del post MeMe anterior jejeje.

12:15 p. m.  
Blogger Gastón said...

Siento lo de tu nave, Sludge. Pero màs siento lo del rol, jaja. Y lo de las plantillas, no pues, son mis plantillas ortopèdicas, porque la verdad, no me importa se màs bajito que la rubia.

4:11 p. m.  
Blogger el Gonz said...

Hey, me da gusto haber formado parte de su año, Mr. Dinero. Pero pido mi cambio de status a Doble Cero teniendo en cuenta que en cuanto a Amor este año ha sido fatal... afortunadamente las lecciones nunca sobran.

4:23 p. m.  
Blogger Gastón said...

Salud acaba de meterme una bronca espantosa porque dice que solo represento un oedacito de pàrrafo en mi año. Pero ya llega un post dedicado a cada uno. No desesperen. Hasta la Lore caerà por ahì haciendo un featuring, jaja.

4:26 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home