Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

miércoles, 13 de diciembre de 2006

No es justo

La noticia dice más o menos así en todos los medios. Niño de 11 años se suicida porque no pudo hacer su primera comunión. Qué puedo decir, es horrible saber que una vida se corta, y por su propia mano, cuando recién arranca. Pero lo que realmente me hizo hervir la sangre fue que la angustia del chiquillo se generó porque no tenía cinco soles para pagar el "derecho" al sacramento.

Cinco putos soles, que cualquiera de las monjas de su colegio pudo haberle facilitado. Ni siquiera regalado. Que se los gane, que riegue el jardìn, bara el patio, lo que quieran, que cualquier trabajo es bueno y a esa edad mejor todavía, que de pasada se aprende algo. Pero no, tenìa que quedarse, de toda su promo, el único fuera.

Imagínense a los 11 años. Presión social, todos hablando del tema, que el padrino, el desayuno, la ceremonia, los regalos, y no pues, que a Juancito, Pepito, Pedrito o como diantres se llame ahora el pedazo de carne que se pudre por culpa de tres imbéciles, no podía acudir a la ceremonia porque no tenía cinco soles de porquería.

Ah, pero la fiesta no termina aquí. Según reseñan los diarios, el niño resulta que sí habría tenido el dinero, pero una monja le dijo que no pues. O sea, yo, la última guardiana de las llaves del cielo, te digo que tus cinco soles no me sirven, porque no fuiste a una de las charlas preparatorias. Ja, ja y más ja.

Y lo peor es que va a seguir pasando. Digo, lo de los suicidios y lo de la discriminación estúpida e irracional. Once años, por Dios. Sí, por Dios. De verdad creen que es justo llenarle el corazón de resentimiento a un chico de once años.

Tomó raticida, como era obvio en estos casos. Saben cómo muere un suicida por envenenamiento químico. Es una agonía de media hora. Los ácidos te queman las paredes del estómago, te dan calambres que te doblan hacia delante y atrás todo el cuerpo; ni siquiera puedes gritar porque se te derriten las cuerdas vocales. En el mejor de los casos te ahogas con tus propios vómitos, si es que el terror no hace que el corazón se te parta por un infarto misericordioso. Nadie me lo ha contado.

Pero si me han contado la bestialidad que han cometido con este pobre niño. Y la verdad, espero que los y las responsables sufran al menos la mitad de lo que él sufrió. Y antes de que muriera. La caridad cristiana me la guardo para la Navidad.

5 Comments:

Blogger Sludgeman said...

Bueno, si penso en suicidarse, quiza de verdad no estaba preparado.

Puede que haya sido obvio para la monja que el chibolo estaba medio zafado, porque eso de matarse por no tener 1ra comunion... que se les ocurrira a las monjas que el chibolo va a hacer eso...

Me hace acordar a esos titulares: "la mata por no servirle una chela"

10:58 a. m.  
Blogger Lady Bathsheba said...

definitivamente entiendo cada dia menos a los Catolicos, resulta que terminan siendo siempre los malos de la pelicula... por eso siempre he renegado de la religion -de esta y otras- pero sobretodo de esta, pues siempre terminan siendo los q mas te discriminan en todo... y lo digo yo que he trabajado en Colegio CAtolico y he visto a padres fingir que llevaban un matrimonio solido solo para que su hijo sea aceptado en el dichoso colegio x ser de prestigio, cuando su estructura familiar era un desastre... apariencias, el que diran, eso es el origen de todo esto tambien..
ahora, sumemos la enorme tendencia a la depresion en Lima, la edad del chico en que se busca la aprobacion del grupo, no sabemos la historia familiar, pero algun factor patologico definitivamente se hay oculto, la falta de cariño y padres y maestros -y catequistas involucrados- que no saben explicar cuan valiosa puede ser la vida..
por cierto, no le dijeron que al suicidarse, no se va al cielo?
repito: cada dia entiendo menos estas cosas de la religion..
(y una vez mas, venia pensando en el tema antes de leer su post..)
Gracias a Dios que soy atea.. esta bien, la verdad es que soy agnostica.

12:22 p. m.  
Blogger Angus said...

Gaston, esa noticia parece que solo la hubieras leido en esos periodicos (si se les puede llamara así) basura, prensa chicha, tipo el tio, el men, la chuchi y demás!!! pues típico titular de esos diarios. "La maté porque no me planchó la camisa" "chica se suicida porque no puede ir al concierto de Rebelde way!!!"
Y con respecto de la religión, yo también soy agnóstico, pero en lima son bien cucufatos en toda esa parafernalia...Yo me pregunto que le habrán metido a ese chico para que tome esa decisión....

2:47 p. m.  
Blogger Pandex said...

el problema es que la iglesia católica no controla a sus representantes, es decir, no sólo una fiscalización económica sino que efectivamente sus representantes busquen predicar lo que Dios quiere comunicarnos.
Más que culpa de la religión es culpa de aquellos que sin criterio alguno, toman actitudes como las de la monja. Condenable? absolutamente!
Ahora, ese tipo de acciones desesperadas no solo puede ser causada por los religiosos sino por los mismos padres, quienes se suponen deben amar a sus hijos más que nadie en este mundo. Muchos de ellos se suicidan porque tienen miedo de la golpiza de los padres al recibir la libreta de notas llenos de cero.
En cualquier caso, convendría reflexionar sobre nuestras acciones para con los demás.
Saludos!

11:05 p. m.  
Blogger milanta said...

Hola, está interesante tu blog y sobre este caso se cruzan muchas cosas: que el dinero, que le faltó una charla, que la pobreza, que las monjas son malas (por naturaleza?), que la misma prensa que no investiga más, etc.

Al final siempre hay que buscar un culpable y sentenciarlo por toda la eternidad.

Yo siento que nadie supo entender ni leer la realidad de este niño ni la que lo rodea; sin eso el ya estaba condenado a un triste final.

Espero no sucedan casos así en el futuro, hay que prevenir sobre todo con tanto niños que se suicidad. La salud mental es vital.

12:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home