Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

lunes, 13 de noviembre de 2006

Mis heroínas de papel

La discusión la hemos tenido varias veces. Qué mujeres te han cautivado de algún libro que hayas leído. En nuesttro caso la respuesta es algo complicada, porque mucho material, al menos del universalmente conocido, no hay para escoger, como si lo tienen las chicas con los héroes y antihéroes masculinos, que pueden ir de Lestat a Rett Buttler.

El tema es que dándole vueltasl al asunto, logré el otro día juntar un puñado de esas mujeres maravillosas con las que uno quisiera sentarse a conversar un rato largo, como la Cucuchi darling, de Julius, o la estupenda condesa Macarena Bruner, vestida de jean, blusa blanca y collar de perlas en una tasca sevillana.

Mujeres escapadas de la ficción fantástica y la no tanto. De las fantásticas, me quedo definitivamente (eso lo saben mis amigos) con Laurana, princesa elfa, desheredada por su padre que la llamò bastarda amante de hombres, convertida en general de la Alianza en la guerra de la Lanza. Una chiquilla que en un año paso de ser la niña mimada de la corte, a líder de una coaliciòn de naciones, movida por el odio, el amor, el miedo y el valor. Sabedora de que no siempre ganan los buenos; total, del otro lado se encontraba la Dama Azul -y su dragón-, la nueva amante del hombre por quien lo dejó y perdió todo.

Quièn màs. Teresa Mendoza, claro, la Reina del Sur. Pasó de ser la noviecita de un narco de tercera, violada por los sicarios de su ex patrón en la página 10, a la cabeza de una poderosa mafia ruso-española-mexico-ìtalo-colombiana en la página 500.

Hasta Sophie, la francesita especialista en criptología en El Código Da Vinci tiene lo suyo, aunque para su (mi) mala suerte, sea siempre la compañera del protagonista, al menos hasta cinco pàginas antes del final. Es decir, no era "sólo" la compañera.

Me gustan las heroínas de armas tomar. Resultan para mí más interesantes las que prefieren saltar al abordaje con un cuchillo entre los dientes, que las que se quedan en la orilla agitando el pañuelo a su marinero de luces y espalda morena. Debe ser porque además de amantes, uno siente que puede ser amigo, compañero y cómplice de tales mujeres, y eso, se mire por donde se mire, resulta muy atractivo.

7 Comments:

Blogger Angel Castillo Fernández said...

...Fermina Daza (de joven, claro). Ahhhhhhh

7:22 p. m.  
Blogger Kat said...

por ahí supe que amabas a lady oscar

8:05 p. m.  
Blogger Carolate said...

Pues yo siempre me he identificado con Kitiara, la Blue Lady.

Aunque haya algunas otras mujeres que han conseguido encandilarme, como Juana de Arco o Helena de "Sueño de una Noche de Verano".

Creo que tengo algo de ambas, sin lugar a dudas. Un poco de la valentía de una y de la insana locura por el amor de la otra.

8:00 a. m.  
Blogger Gastón said...

La cachaca, claro. Imperdonable haberme olvidado de Remedios la Bella, tambièn, de la diosa coronada y por su puesto, de Jo March, la primera chica de la que me enamoré.

De Lady Oscar, querida Kat, tus fuentes son certeras, pero no califican en la categoría: Próxima entrega, las heroìnas del manga y el anime, jaja.

9:52 a. m.  
Blogger Angus said...

Me quedo con Lara Croft, mujer de armas tomar como dices...

un saludos desde madrid

9:08 p. m.  
Blogger M. said...

Mi heroína preferida, entre muchas, es Irene Adler. Pero no la Sherlock Holmes, sino la del "Club Dumas"

3:49 p. m.  
Blogger Gastón said...

Yo conozco a Irene Adler, Bro. Amiga mía, la ves y dices, no hay forma, es ella, l pasa a cualquiera que ha leído ese Libro.

6:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home