Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

jueves, 5 de octubre de 2006

La Tortuga y el Hipopótamo

Bueno, quienes me conocen saben que me hinchan las gónadas los correos de cadena. Es màs, suelo borrarlos a la primera, así me los mande mi santa madre, que dicho sea de paso, es la primera en mi lista de gente que me manda correitos "con mensaje". En fin, el teme es que hace unos minutos encontrè otro de esos, pero no sé por qué (a veces uno nunca sabe por qué hace algunas cosas, impulso, le dicen) quise abrirlo.

And, que parece una fàbula de Esopo, con animalitos y todo. Naaah, seguro es la versiòn animal de Amy Bruce y los 7 centavos. Por siaca, como no me desconectaba el chip de la chamba todavìa, decidì cruzar un poco la info con Google, el amigo que nunca falla. Y què creen, pues parece que la historia es medio real. Parece, digo, porque si bien estàn las fotos y todo, pueden ser de otro contexto y pueden haber inventado una historia alrededor.

La cosa es que descubro la historia, en inglès, en http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=4754996

La historia es simple. Un tsunami devastador, el pobre hipo, que se llama Owen, llega a las costas de Mombasa, en Kenya, perdido como el nàufrago que es, y de inmediato es adoptado por una tortuga de 130 años de edad. La Tortuga, o mejor dicho, el tortugo se llama Mzee, y lo adoptò al hipito como si fuera su madre. Mzee y Owen van a todos lados juntos, segùn la doctora Paula Kahumbu, es un milagro de la naturaleza. La noticia profundiza en el tema bastante, mientras que la cadena se va opr el lado de las maravillosas criaturas de Dios.

Podrìamos pontificar sobre la necesidad del hipo y el tortu de hacerse compañìa, de las relaciones padres hijos o del terror al vacìo y el aferrarse a un animalito completamente extrañño en la gratificante sensaciòn de compañìa y calidez. Uf, podrìamos pasarnos horas de en eso. Porque las dos historias tiran cada cual para su lado por ahì. De ambas, sin embargo, me quedo con una frase extraìda de todo esto. Cuidamos el planeta. Es el ùnico que tiene chocolate.

11 Comments:

Blogger M. said...

Ya sabes lo que dicen: "Dios los crea y ellos se juntan"
Pero en verdad que historia para pintoresca ah. Ahora la pregunta es si el hipopótamo vivira tantos años, viviendo al ritmo de la tortuga.

9:01 a. m.  
Blogger Gastón said...

Si, no. A lo mejor Mzee quiere arrancanrse, pero no corre demasiado ràpido. Y què pasarà cuando el hipo crezca?

12:02 p. m.  
Blogger M. said...

habrá que asustarlo para que se le quite jaja.

12:20 p. m.  
Blogger Angel Castillo Fernández said...

...la gran cosa. Tú ves en el Congreso todos los días un montón de animales juntos y en armonía! A propósito, otro día deja de leer tolkeniadas y presta más atención a mi jefe, ja ja ja ja ja ja ja

2:39 p. m.  
Blogger Kat said...

yo sólo me río por las coincidencias

5:30 p. m.  
Blogger Gastón said...

Leìa la batalla de Lima, no pastruladas. Tu jefe, bueeeeno, no dijo nada que no supiera, jaja.
Y, querida Kat, las coincidencias no existe, es un truco para no aburrirnos.

10:09 p. m.  
Blogger Gastón said...

M: buu!
Funcionó. No, no funcionò. Què, tu de nuevo aca, noooooo!

10:09 p. m.  
Blogger el Gonz said...

Oye, el objetivo de la historia está clarísimo: para ser felices en este planeta, lo único que necesitamos es chocolate y Owen. Michael, claro, no un hipopótamo... pero de que está claro, está clarísimo. ¿Sí o no?

8:56 p. m.  
Blogger Gastón said...

Jajaja, sì. Supongo que sì, tìo; muy profundo.

9:32 a. m.  
Blogger Lady Bathsheba said...

la tortuga y el hipopotamo! aquello lo lei hace tieeeeeeeeempo en un blog de alguien en algun lugar...

4:31 p. m.  
Blogger Gastón said...

El correito cadena recién me llega mamá, no me flageles, por favor. Tómame fotitos nomás, duele menos =)

11:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home