Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

miércoles, 11 de octubre de 2006

Mi vida sin ella

Se fue. Otra vez. La verdad es que a estas alturas de mi vida, ya estoy grandazo para estas cosas, no? Es màs debería irme acostumbrando a la situación en previsión al futuro. Aunque ahora que lo pienso, acostumbrado estoy. Y no se, pues, a lo mejor eso es lo que molesta, no. La costumbre.

El asunto es que nuevamente me quedé solo en la chingana. La señora gorda (aka, mi madre) zafó a Chile a darle tormento a mi hermano. O sea, que te vaya a ajochar a ti, bro, porque lo que es aquí, pues ya nos tiene hasta el gorro la doña. Mi hermano como que muy emocionado no estaba, acostumbrado como anda a hacer sus cosas el solo, más a la fuerza que por otra cosa.

EL tema es que son los pequeños detalles los que demuestra la ausencia. Ya no hay flores en el jarrón del comedor (anda uno a ver cuándo tendré tiempo de pasar por el mercado a comprar un poco), y la luz de la sala permanece apagada; total, no hay nadie que se preocupe por esperar a los trasnochados crìos que regresan, con un poco de suerte, desde la oficina.

La comida no es problema, porque uno es recursero. Ayer cené un pedazo de turrón (souvenir de mi viaje con el Señor), pan de molde con palta y agua de piña que encontrè del fin de semana. La verdad es que no está mal. Hacer el almuerzo de cuando en vez tampoco afecta, no?

Y no me vengan con eso de que, ahora vas a ver pues, sin mami que tengas esclavizada haciendo la labor invisible de la casa. Porque no es así, y por que sabía que me podía exopner a eso, doblemente si lo ponía aquí en negro sobre blanco. Aquí nadie es manco, y lo bueno de la Fat Lady es que al menos nos crío para saber lavar un par de medias y hacer arroz, así que por ese lado vamos bien. El tema es el de la vida de la casa -que no en la casa.

Ya les dije, la ausencia de flores y de luz es sintomática.

4 Comments:

Blogger Kat said...

comencé comentando tu post...
pero terminé haciendo uno muy personal.

Gracias

11:17 p. m.  
Blogger Angel Castillo Fernández said...

ta mare... menos mal que no había flores en el jarrón, de repente hasta te las comías.

5:42 p. m.  
Blogger M. said...

Es raro. Uno ya está tomando sus propias decisiones, aceptando sus actos y responsabilidades y sin embargo la vida sin tu vieja al lado como que es medio jodida. Y no es mamitis por si acaso.

9:57 a. m.  
Blogger Gastón said...

Es bueno saber que mi post inspirò tu inspiraciòn Kat. Bienvenido.
Broder, esperate a que sea fin desemana, y no va a haber ni jarròn.
Mierrrrrmano, què puedo decirte, ya conoces la situacao. Sí pues.

1:46 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home