Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

viernes, 19 de enero de 2007

Cantaba la rana

Me pasaron este chiste, era demasiado bueno para no compartirlo.

Iba un viejito por el bosque cuando escuchó a sus pies una débil voz. Se agachó y descubrió que quien le hablaba era una ranita. La ranita le dice: "Soy una princesa hermosa, erótica y sensual, diestra en todos los placeres de la carne y el amor. La reina mala, envidiosa de mis encantos, me convirtió en rana, pero sí me das un beso, volveré a ser quien era, y te daré todos los goces y deleites que mi voluptuoso temperamento y mi ardiente concupiscencia pueden producir".

El viejito levanta la rana y se la echa en el bolsillo. Asoma la cabeza la ranita, y le pregunta muy desconcertada: ¿Qué? ¿No me vas a besar?

¡No! -Respondió el viejecito. ¡A mi edad es más divertido tener una ranita que habla, que una maniática sexual!


Ah, las cosas que mi madre me puede enviar por internet. Todo para que aprenda el significado de la palabra conscupiscencia.

1 Comments:

Blogger Lady Bathsheba said...

concupiscencia o conscupiscencia?
como fuere, ud aprendio algo y yo tambien ;)

8:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home