Nombre: Gastón
Ubicación: Miraflores, Lima, Peru

jueves, 8 de setiembre de 2005

EL invento

Se acabó el papel de baño en la oficina. Y me vino a la cabeza el viejo refrán de "uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Y bueno pues, perdí el pinche papel. A ver en los bolsillos, nancy, la camisa, una pelusa.... mhm, no es suciciente. Rayos cómo hago.

Busco en la blletera y nada de nada. Hasta que veo los múltiples papelitos de retiros de dinero de los cajeros del BCP. Bueno, de algo debían servir los marranos. flizmente el daño no era tan grave. Fin del asunto. Me pregunto cómo se nos puede complicarla vida con cosas tan sencillas. He escuchado que en la antiguedad usaban corontas de choclo, piedras, puñados de tierra o arena en los campamentos.

Se de gente que ha regresado a clases en la universidad faltándole una media, y de patas a los que su agenda aslta del 13 de abri al 24 de mayo sin razón aparente. Están los avezados que fijan sus esperanzas en el jabón de manos del lavatorio y los salvajes que buscan qué reciclar de la papelera. En fin, para todo hay. Y sobre todo, para todo tipo de desesperaciones.

Ayyyy, pepelito hiiénico, cuántos crímenes se cometen en tu nombre.

La rueda?. La escritura? La pólvora? El internet?

Sí, cuñau.

2 Comments:

Blogger TORTUGA MALDITA said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

1:35 p. m.  
Blogger Angel Castillo Fernández said...

...mi estimado Gastón volviendo usted con la que fuera una temática recurrente en los inicios de su blog. Y es que sus peripecias en los baños ya han cobrado ribetes legendarios. Ja ja ja... Saludos.

7:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home